Los cinco retos de la transformaci贸n digital para 2022

Avatar de Jordi Estalella

Escrito por:

Los cinco retos de la transformaci贸n digital para 2022

Art铆culo escrito por nuestro socio Jordi Estalella y publicado originalmente en Abogacia.es en este enlace.

Texto completo del art铆culo:

Una tradici贸n que se consuma en la inauguraci贸n de cada a帽o es la recopilaci贸n de las tendencias o retos que se vislumbran para el sector en cuesti贸n. Ocup谩ndose este blog de la tem谩tica legal y compelido por la fuerza de la tradici贸n, he recogido en esta entrada los cinco retos de transformaci贸n digital que los despachos tienen por delante a lo largo de 2022.

La colecci贸n de retos seleccionados no obedece al azar ni a criterios discrecionales, sino que han sido extra铆dos de los datos del informe聽Radiograf铆a de la transformaci贸n digital en los despachos聽que AlterWork lanz贸 junto con El Confidencial a finales de diciembre. El informe analiza los datos de 537 firmas obtenidos a trav茅s de un cuestionario dise帽ado para examinar siete indicadores clave de la transformaci贸n digital.

Reto 1: explotaci贸n de los datos

Un despacho de abogados, por su propia actividad, genera y almacena un gran n煤mero de datos de clientes y asuntos que pueden clasificarse en personales, judiciales y econ贸micos. Estos datos, procesados con las debidas garant铆as y las herramientas oportunas, ofrecen informaci贸n valiosa que el despacho tiene la posibilidad de explotar de diferentes modos; por ejemplo, para conocer y mejorar su rentabilidad (de cada euro facturado qu茅 porci贸n es beneficio), el perfil de su cliente habitual (algo que le ayudar谩 a desarrollar acciones de captaci贸n y fidelizaci贸n m谩s efectivas) o averiguar las necesidades emergentes de esos clientes, conocimiento que podr谩 emplear para dise帽ar y ofrecerles nuevos servicios.

Atendiendo al mencionado informe, la explotaci贸n de los datos es una asignatura pendiente en todas las actividades que realizan las firmas. Por citar algunos resultados, uno de cada tres despachos no mide el tr谩fico de la web, seis de cada diez no aplican sistemas para valorar la experiencia del cliente y solo un 7% (no llega a uno de cada diez) emplean los datos para enviar comunicaciones segmentadas, de tem谩ticas espec铆ficas y adaptadas, a sus clientes.

Reto 2: mejorar la eficiencia de los procesos

Entre los datos destacados que aflora el informe est谩 el de los procesos: casi la mitad de los despachos no digitaliza documentos o lo hace en una proporci贸n menor al 50%. Otro dato revelador es que los abogados de la mitad de los despachos trabajan con sus propios escritos, es decir, no comparten entre ellos las mejores versiones con la consecuencia de que no existe una calidad contrastada ni homog茅nea.

Elaborar una taxonom铆a de los procesos, identificar las ineficiencias y aplicar medidas como la automatizaci贸n o la compartici贸n del conocimiento son retos que las firmas deber铆an establecer entre sus prioridades. De esto depende mejorar la eficiencia, que cara al cliente se traduce en agilidad del servicio y a nivel interno en un incremento de la rentabilidad.

Reto 3: definir y materializar la 鈥渧entaja competitiva鈥

Cuando los despachos se pronuncian sobre su modelo de negocio, el 18% desconoce qu茅 les diferencia de su competencia y el 62%, afirma que el valor diferencial radica en un servicio personalizado, cercano y de confianza.

La consecuencia l贸gica de que la mayor铆a de los despachos coincida en que la personalizaci贸n, la cercan铆a y la confianza constituyen su ventaja competitiva es que ese grupo de atributos no suponen, realmente, un factor distintivo. M谩s bien lo contrario: es un rasero que los iguala. Con esto no estoy diciendo que tales cualidades carezcan de importancia. Dependiendo del tipo de servicio la tienen, y mucha. Mi intenci贸n es otra: poner de manifiesto que las firmas legales, de forma semejante a lo que ha sucedido con otros negocios, tienen que trabajar para identificar una ventaja competitiva que trascienda, o refuerce de manera evidente, aquellas cualidades. Hoy en d铆a la existencia de dichos atributos es condici贸n indispensable pero no suficiente para decantar la elecci贸n del cliente hacia un despacho que compite con otros, aun en el mismo segmento.

Reto 4: optimizar el uso de la tecnolog铆a b谩sica

Estos 煤ltimos a帽os plagados de avances digitales en el sector legal es dif铆cil resistirse a una suerte de 鈥渁ristocracia tecnol贸gica鈥 en virtud de la cual se entronizan tecnolog铆as como la inteligencia artificial o el machine learning y se relegan a un escalaf贸n inferior las herramientas de uso ordinario o cotidiano.

Dado el estado embrionario en que se encuentra la inteligencia artificial y las necesidades singulares de los despachos, orientadas a la producci贸n y gesti贸n del conocimiento, el dominio de las herramientas digitales b谩sicas son las que procuran a corto plazo niveles de eficiencia m谩s altos. Sin embargo, los despachos no est谩n invirtiendo lo suficiente para capacitar a los abogados en el uso del software elemental y extraer el m谩ximo rendimiento de 茅l. A t铆tulo de ejemplo, el informe muestra que solo el 33% de los bufetes tienen implementados sistemas que posibiliten trabajar plenamente en la nube.

Reto 5: competencias y liderazgo digital

Por 煤ltimo, aunque no menos importante, tenemos el reto cultural concretado en las competencias digitales y el liderazgo. Sobre las primeras, m谩s de la mitad de los despachos del informe declaran no poseer las habilidades necesarias. En cuanto al liderazgo, y en lo relacionado con la estrategia, dos de cada tres no tienen un plan de transformaci贸n digital. En la faceta del liderazgo de persona las cosas no mejoran: 煤nicamente el 13% de los despachos incentiva el cumplimiento de objetivos digitales por sus equipos.

As铆, dise帽ar planes de transformaci贸n digital que marquen el rumbo y los hitos que deben alcanzarse, fomentar el aprendizaje de competencias digitales y poner los medios para que esto ocurra e incorporar en la carrera de los abogados objetivos relacionados con la mejora digital, resultan tareas que las firmas convendr铆a que contemplaran entre sus retos de este a帽o 2022.